LISTADO DE OFTALMOLOGOS
HOSPITALES HOFTALMOLOGICOS Y SERVICIOS DE OFTALMOLOGIA
Controle la presión de sus ojos. Mañana puede ser demasiado tarde. 4,5 millones de personas a nivel mundial están ciegas a causa del glaucoma.
CONSULTE A SU MEDICO OFTALMOLOGO
glaucoma glaucoma
qué es el glaucoma
cómo afecta mi visión?
quién corre riesgo?
qué es el nervio óptico?
definición médica
cuáles son los síntomas?
qué es la presión ocular?
hechos para remarcar
presión ocular normal
tipos de glaucoma
prevención
tratamiento
examen oftalmológico
más información
tratamiento

El glaucoma se puede controlar con medicamentos, láser, cirugía o la combinación de estos. Si le diagnostican esta enfermedad es importante que siga el plan de tratamiento estrictamente.

 

Principios generales de tratamiento

- Médico: consiste en indicar colirios que disminuyen la presión ocular durante las 24 horas, para evitar los picos de hipertensión que destruyen más rápidamente el nervio óptico. Los pacientes deben cumplir con el tratamiento y controlar según el esquema pactado con su médico oftalmólogo la presión ocular, verificando que la droga indicada es efectiva.

 

Láser: en el glaucoma de seno abierto, especialmente en los glaucomas llamados pigmentario y exfoliativo, se puede realizar una trabeculoplastia, que consiste en aplicaciones de láser en el seno camerular. Esta "cirugía láser" no es definitiva, pero en muchos casos ayuda a controlar o disminuir la presión ocular por un lapso de tiempo. A veces, después de 2 o 3 años suele ser necesaria una cirugía en quirófano, si es que el daño del nervio óptico no se ha detenido.

En los pacientes con seno estrecho una complicación es el ataque de glaucoma agudo. Para evitarlo se indica preventivamente hacer pequeños orificios con láser (iridectomía) en el iris del ojo, y con ello mejorar la circulación del líquido o humor acuoso al seno camerular. De esta forma puede evitarse la consecuencia de una suba brusca de presión, que puede provocar lesiones importantes e irreversibles en el nervio óptico. Posterior a la iridectomía se debe continuar con las gotas de siempre.

 

Tratamiento quirúrgico: hay distintos tipos de cirugía, cuyo objetivo final es crear una vía de salida con menor resistencia del humor acuoso para que no se siga dañando el nervio óptico. Si la presión que queda post cirugía puede dañar el nervio es aconsejable reforzar el tratamiento con colirios. Con los años puede necesitarse otra cirugía, ya que a veces la fístula creada previamente se ocluye por el mismo tejido (cicatrización)

INFO PARA PACIENTES